julio 22, 2024
Calnali La Sierra Alta Pedro Pelcastre Austria

El Carnaval de Calnali por Pedro Pelcastre Austria

Llegó la época de carnaval, máscaras, gritos, diversión y en muchos lugares se viven días intensos de fiesta, desde los rimbombantes carnavales como río de janeiro en Brasil, Mazatlán y Veracruz en México, pero nuestro estado no se queda atrás, en todas las regiones se festeja de diferente manera, la alegría es desbordada y desaparecen las clases sociales pues una máscara es suficiente para dar rienda suelta a la magia carnavalera.

Hablaremos de un pueblo de la sierra, donde la magia del carnaval se vive y se disfruta de singular manera, ya sea con disfraz de cuernudo, payaso, mono o viejito la diversión está garantizada en cada uno de los barrios que integran la cabecera municipal de Calnali.

Carnaval de Calnali
Foto: Pedro Pelcastre Austria

Este hermoso pueblo, que se encuentra a la entrada de la huasteca, con un clima templado la mayor parte del año, está conformado por barrios, Aguazarca, es el barrio que te da la bienvenida al entrar al pueblo, le sigue el barrio nuevo, junto al barrio de la esperanza, cruzando el río están los barrios san juan y el más antiguo de todo el barrio de Tlala, no olvidamos el barrio de más reciente creación, el de Ahuimol.

Calnali es conocido no solo en México sino en el extranjero por su hospitalidad, su gastronomía y quizá su carta fuerte de presentación, son sus coloridas fiestas, no me equivoco si digo que siempre está de fiesta pues, aunque la fiesta patronal es el 25 de abril, día en el que se celebra a San Marcos, cada uno de los barrios tienen sus propios festejos.

Pedro Pelcastre Austria
Foto: Pedro Pelcastre Austria

El carnaval, el famoso festival del concurso de bandas de viento, y el día de muertos son sin duda las festividades que congregan a miles de visitantes, que la infraestructura hotelera resulta insuficiente, lo que obliga a ser previsor y buscar alojamiento desde cuando menos tres o cuatro meses de antelación a la fiesta a la que se desea acudir.

Hay mucho que hablar de Calnali, si me dan la oportunidad, en la próxima entrega les platicare de mi pueblo en los años sesenta, cuando aún no había carretera, mucho menos energía eléctrica y solo había en todo el pueblo una línea de agua entubada, que con tres llavecitas de nariz que permitía a las familias del centro del pueblo surtirse de agua de los manantiales captados en unos tanques de mampostería ubicados en la orilla del río, cerca del barrio de San Juan…. nos leemos pronto.

Pedro Pelcastre Austria – Crónicas de Calnali