Hogar Economía No heredes problemas: las cuentas con el SAT no terminan al fallecer

No heredes problemas: las cuentas con el SAT no terminan al fallecer

por Líneas Libres
no-heredes-problemas:-las-cuentas-con-el-sat-no-terminan-al-fallecer

Se dice popularmente que en la vida es posible zafarse de muchas cosas, menos de los impuestos y la muerte. Para los mexicanos las obligaciones fiscales no acaban con esta última, pues al ocurrir un fallecimiento hace falta que un familiar o tercera persona se encargue de tramitar su baja en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) por motivo de defunción, claro está, y estos son los pasos para solicitarla al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Independientemente de si se trata de una persona física que se halle inscrita en la modalidad de sueldos y salarios o bien en servicios profesionales, el interesado en hacer el procedimiento tiene que agendar una cita al SAT por medio de su portal y presentarse la fecha acordada con esta documentación.

Formato oficial RX, que es el formulario de avisos de liquidación, fusión, recisión y cancelación del Registro Federal de Contribuyentes.

Buen día, para estar en posibilidades de brindarte una asesoría adecuada, agradecemos nos indiques si previo al fallecimiento, existió un aviso de suspensión de actividades así como el régimen fiscal en el que tributaba, saludos.

— SATMX (@SATMX)
October 30, 2020

Esta forma se completa con la información del contribuyente que falleció y la persona que se encargue de hacer el procedimiento deberá entregarla con su firma para seguir con el registro de la baja.

Un acta de defunción debe adjuntarse, así como la identificación del encargado realizar el trámite.

También recomendamos WhatsApp Web, de esta manera puedes activar el modo invisible

Ahora bien, si la persona que murió se hallaba dentro de un régimen de arrendamiento o de actividad empresarial por los que se siguen captando ingresos entonces las cosas no acaban allí todavía.

Cuando esta situación se presenta, son los herederos o el albacea los que deben presentar un aviso de sucesión y cuando se presenten a la cita en el SAT lo adjuntarán al acta de defunción, la forma RX y el documento en el que el albacea acepte ese cargo, con la identificación de este último y un documento notarial en el que quede registrado su elección como representante legal o su heredero.

Te sugerimos leer 3 series de Netflix con las que aprenderás a administrar tus finanzas

Con este trámite, la tercera persona que se encuentre interesada en continuar con las actividades que realizaba la persona fallecida podrá hacerlo y seguir dando cumplimiento a las obligaciones con el SAT ahora como titular y habiendo dado de baja como contribuyente a la persona fallecida.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Tips de Mi Bolsillo.

close

¡Recibe las noticias más importantes del día!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia de usuario y entrega de publicidad, entre otras cosas. Si continúas navegando el sitio, das tu consentimiento para utilizar dicha tecnología, según nuestra Política de cookies. Puedes cambiar la configuración en tu navegador cuando gustes.    Configurar y más información
Privacidad