Hogar Mundo Legado de Daniel Catán, una ópera humana; le organizan homenaje

Legado de Daniel Catán, una ópera humana; le organizan homenaje

por Líneas Libres
legado-de-daniel-catan,-una-opera-humana;-le-organizan-homenaje

CIUDAD DE MÉXICO.

Una ópera profundamente humana, que le habla a los hombres, “que está hecha para estudiarlos desde el punto de vista más sensible y menos racional”, con personajes complejos sicológicamente hablando, como la protagonista de Florencia en el Amazonas (1996), “una mujer que se pierde en la selva y se convierte en mariposa”.

Este es el legado de Daniel Catán (1949-2011), “el compositor mexicano contemporáneo más importante, por la diversidad de temas que aborda en sus piezas, desde textos de Octavio Paz hasta obras de realismo mágico, por la integración de ritmos poco usuales y porque siempre buscó innovar con su trabajo”, afirma la especialista Enid Negrete.

En entrevista con Excélsior desde Barcelona, la doctora en Artes Escénicas añade que el autor de seis óperas le abrió las puertas en Estados Unidos y en Europa a este género escrito en español. Por esta razón, le ha organizado un homenaje en el marco de su décimo aniversario luctuoso, que se conmemora el 9 de abril.

Daniel unió al filósofo y al músico en una orquestación llena de texturas y matices. Y, aunque escribió obras de cámara y para orquesta, era sobre todo un compositor para la voz, desde ahí se explayaba como artista para elaborar un retrato del ser humano. Era un músico muy culto, relacionado con la pintura y la literatura; esto se nota en sus posibilidades de expresión, mostró el sonido de su tiempo”, explica.

El homenaje para el autor de La hija de Rappaccini (1991), basada en la obra de teatro de Paz, e Il Postino (2010), inspirada en Ardiente paciencia de Antonio Skármeta, comienza mañana, a las 10:30 horas, con la charla virtual “Tributo a Daniel Catán, en la voz de sus intérpretes”, que se transmitirá en vivo en la página de Facebook de la soprano mexicana María Katzarava.

Participan también los cantantes Encarnación Vázquez, Andrés Carrillo, Jesús Suaste, Verónica Villarroel, David Robinson y César Delgado, quienes han puesto la voz a diversos personajes de las óperas de Catán.

La crítica musical detalla que la segunda actividad será dentro del módulo III del Diplomado de Ópera Mexicana, organizado en colaboración con la Escuela Superior de Música Fausto de Andrés y Aguirre, en Puebla, que se realizará en línea del 26 de abril al 7 de mayo.

En este encuentro, los estudiantes escucharán, de la mano de investigadores y de Andrea Puente, la viuda de Daniel, diversos aspectos sobre su proceso de trabajo”.

Para el director de orquesta José Antonio Espinal, Catán –quien estudió filosofía en la Universidad de Sussex, música en la de Southampton y composición en la de Princeton– era “un enamorado de la voz y uno de los más grandes intelectos de la historia de la música nacional; no hay un compositor mexicano de óperas más conocido en el mundo que él”.

En entrevista desde Washington, el director de orquesta que participará en el diplomado narra que fue testigo del proceso creativo de La hija de Rappaccini, cuando trabajaba en la Ópera de Bellas Artes, y que desde entonces se quedó fascinado con la forma de trabajo de Catán. “Nunca me imaginé que se convertiría en el referente de la ópera mexicana del siglo XX”.

Dice que esta obra sirvió como referente para que teatros de Estados Unidos, como la Ópera de Houston y la de Los Ángeles, le comisionaran sus siguientes obras, “lo descubrieron pronto”.

Cuenta que él estuvo presente cuando el tenor Plácido Domingo, en plática con Andrea Puente, tuvo la idea de encargar a Catán Il Postino, para estrenarla en la Ópera de Los Ángeles, donde se estrenó el 23 de septiembre de 2010 con las funciones agotadas. “Imagínate que cantaban Domingo, como Pablo Neruda, Rolando Villazón y Ana Netrevko. Fue un éxito absoluto, la tuvieron que transmitir en vivo, de manera simultánea, en la Plaza California”, recuerda.

Dice que Catán dejó una ópera inconclusa, Meet John Doe, la primera que escribía en inglés, encargada por una casa de Texas. “Se está tratando de reconstruir, está grabada. Hace falta que su obra se interprete más en México. Cómo es posible que nuestro mejor compositor de óperas sea más conocido en Estados Unidos”, se pregunta.

SEIS ÓPERAS

Daniel Catán abrió las puertas para la ópera mexicana en español tanto en Estados Unidos como en Europa.

1980

Encuentro en el ocaso, libreto de Carlos Montemayor.

1991

La hija de Rappaccini, libreto de Juan Tovar basado en un cuento de Nathaniel Hawthorne y una obra de teatro de Octavio Paz.

1996

Florencia en el Amazonas, libreto de Marcela Fuentes-Berain basado en motivos de Gabriel García Márquez.

2004

Salsipuedes o el amor, la guerra y unas anchoas.

2010

Il Postino, basada en la obra de teatro Ardiente paciencia, de Antonio Skármeta, libreto de Daniel Catán.

SIN FECHA

Meet John Doe, obra inconclusa basada en la película homónima de Frank Capra.

La ley de derechos de autor prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Excélsior sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario