Presencia de mosquitos obliga a la prevención / CORTESÍA UNAM

De acuerdo con la Secretaría de Salud del gobierno federal, en la última década 24 entidades federativas no han registrado casos autóctonos y podrían ser certificadas como áreas libres de paludismo, entre ellas, Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Durango y Estado de México e Hidalgo.

En esta última entidad, durante 1999 “se registraron los últimos casos autóctonos, sin embargo, durante el año 2000, se identificó un caso importado en el municipio de San Bartolo Tutotepec; en el año 2002 se presentaron 2 casos importados en el municipio de Actopan; y en el 2010 se presentó otro caso importado en el municipio de San Agustín Metzquititlán, pero su origen era el estado de Chiapas”.

Lo anterior, según publicación de Karen Zamora-Cerritos, de la Coordinación de Investigación en Salud, en la Gaceta Hidalguense de Investigación en Salud / vol. 6, No. 2, abril-junio de 2018, donde se señala: “Cabe destacar que la presencia del vector (mosquitos Anopheles) y el movimiento migratorio de la población obligan a mantener las actividades de prevención y 6 promoción a la salud en estas regiones del estado”.

Mientras que otros estados como Nayarit, Tabasco y Quintana Roo tampoco tienen reportes en los últimos tres años, pero se mantienen como focos de transmisión residual. Cuatro más –Campeche, Chiapas, Chihuahua y Sinaloa– presentan transmisión activa, según informó ayer en su portal web la UNAM.

De acuerdo con la Secretaría de Salud del gobierno federal, en la última década 24 entidades federativas no han registrado casos autóctonos y podrían ser certificadas como áreas libres de paludismo, entre ellas, Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Durango y Estado de México e Hidalgo.

En esta última entidad, durante 1999 “se registraron los últimos casos autóctonos, sin embargo, durante el año 2000, se identificó un caso importado en el municipio de San Bartolo Tutotepec; en el año 2002 se presentaron 2 casos importados en el municipio de Actopan; y en el 2010 se presentó otro caso importado en el municipio de San Agustín Metzquititlán, pero su origen era el estado de Chiapas”.

Lo anterior, según publicación de Karen Zamora-Cerritos, de la Coordinación de Investigación en Salud, en la Gaceta Hidalguense de Investigación en Salud / vol. 6, No. 2, abril-junio de 2018, donde se señala: “Cabe destacar que la presencia del vector (mosquitos Anopheles) y el movimiento migratorio de la población obligan a mantener las actividades de prevención y 6 promoción a la salud en estas regiones del estado”.

Mientras que otros estados como Nayarit, Tabasco y Quintana Roo tampoco tienen reportes en los últimos tres años, pero se mantienen como focos de transmisión residual. Cuatro más –Campeche, Chiapas, Chihuahua y Sinaloa– presentan transmisión activa, según informó ayer en su portal web la UNAM.

Fuente: Sol de Hidalgo
Rosalía Maldonado