Hogar Economía Cómo ayudar a un adulto mayor si usa el cajero automático para cobrar su pensión

Cómo ayudar a un adulto mayor si usa el cajero automático para cobrar su pensión

por Líneas Libres
como-ayudar-a-un-adulto-mayor-si-usa-el-cajero-automatico-para-cobrar-su-pension

Los cajeros automáticos resultan indispensables. Muchos podemos utilizarlos de manera conveniente, pero a algunas personas les resulta complicado su manejo. Con frecuencia los adultos mayores tienen dificultades para recuperar su dinero de un cajero en las sucursales bancarias, resultan frágiles y probables víctimas de fraudes o robos sobre todo cuando cobran su pensión.

De acuerdo con la Condusef, una de cada tres personas que presenta denuncia por fraude en cajeros automáticos es un adulto mayor. Se les hizo más complicado manipular los cajeros automáticos desde que los volvieron táctiles, con cámaras, sistemas de reconocimiento facial o biométrico. Y algunos se aprovechan de estas situaciones para cometer fraudes contra los ancianos.

Las principales causas de controversia o reclamo de los adultos mayores se deben a cargos o consumos no reconocidos. Foto: Pixabay.

Las principales quejas que tienen ellos están relacionadas con el uso del cajero, el robo sin violencia o la clonación de sus tarjetas, y los cargos no reconocidos. Lo que los obliga a hacer muchos trámites para recuperar su dinero.

También puedes leer: Cuáles servicios te ofrece el IMSS en Mi Pensión Digital, sin salir de casa.

¿Cuál es el uso correcto del cajero automático?

Para hacer un buen uso del cajero automático se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Se debe contar con una tarjeta de débito, crédito u otra especial que otorga el banco al abrir una cuenta.
  2. Estas tarjetas tienen un chip electrónico en el que se almacena el número de NIP o contraseña electrónica que tú mismo marcaste y has conservado cuando el banco te la entregó.
  3. El NIP es un número cualquiera, por lo general de 4 dígitos, que le indica al cajero automático que la que introdujiste es tu tarjeta, tras lo cual tendrás acceso al menú de operaciones en el que podrás hacer retiros de efectivo, consultas de saldo, transferencias entre cuentas y otras.
  4. Antes de insertar la tarjeta revisa la ranura del cajero automático, muévela un poco si es necesario, asegúrate que no contenga ningún objeto extraño. La razón de que te pidamos esto es que algunas ocasiones introducen en esas ranuras dispositivos que clonan las tarjetas.
  5. Observa la manera en cómo se inserta la tarjeta en la ranura del cajero (puede estar en posición horizontal o vertical) y hazlo.
  6. La pantalla te solicitará tu contraseña o NIP. Cubre con la mano que no utilizarás para marcar los números del NIP la mano con que oprimes las teclas.
  7. Aparecerá un menú de opciones, si quieres saber cuánto tiene tu tarjeta selecciona “consultar tu saldo”.
  8. Después eliges la opción de “Continuar” o “Hacer otra transacción”
  9. Oprime Retirar
  10. Oprime los números correspondientes a la cantidad de dinero que necesites retirar
  11. Revisa que sea la cifra correcta y elige aceptar.
  12. La pantalla te preguntará si deseas hacer alguna otra operación. Si ya no necesitas hacer nada elige la opción de “NO” o Finalizar.
  13. Espera a que el cajero te entregue tu tarjeta, retírala y guárdala junto con tu dinero.

De acuerdo a la Condusef, las principales causas de controversia o reclamo de los adultos mayores se deben a cargos o consumos no reconocidos. Por lo que se recomienda tomar las siguientes medidas de seguridad, para prevenir un posible fraude en el cajero automático:

Nunca aceptes ayuda de extraños o desconocidos. Procura ir al cajero acompañado de un familiar o un amigo en quien confíes demasiado. Si tienes dificultades para efectuar alguna operación, les pides ayuda a tu pariente o a tu amigo o pide apoyo al personal de la sucursal bancaria.

  1. Tómate tu tiempo. No te sientas presionado o presionada por la gente que espera después de ti. Si haces una operación de forma apresurada puedes cometer errores y afectar tu economía.
  2. Te reiteramos que antes de insertar tu tarjeta en un cajero automático, revisa que no haya ningún objeto extraño en el lector.
  3. Si el cajero no lee tu tarjeta, busca otro y no utilices cajeros que se encuentren en lugares solitarios, ni acudas muy temprano o muy tarde.
  4. Memoriza tu NIP. No lo anotes en cualquier papel, porque puedes perderlo. Si no confías en tu memoria no intentes memorizarlo y ten cuidado con el papel donde lo anotas.
  5. Si el cajero retiene tu tarjeta o la extravías, conserva la calma y repórtala inmediatamente al banco. Su personal te indicará el proceso para la reposición del plástico.
  6. Protégete de los fraudes rechazando la ayuda que te ofrezcan otras personas, porque si deciden perjudicarte de varias formas pueden vaciar tu cuenta y dejarte sin dinero. Es muy importante que siempre te acompañe una persona en quien confíes.
  7. Si tienes problemas con el cajero automático, es preferible que busques otro, en otra sucursal, del que puedas retirar el dinero con más facilidad, ya que así no atraerás a personas extrañas que busquen “ayudarte” y quieran realizar un fraude.

Más información en nuestra Sección Retiro.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario