/ viernes 6 de mayo de 2022

Se detectó que el producto proviene del Estado de México sin inspección dela Copriseh

El traslado en carretera es en caja seca con termo, entre otras disposiciones / CORTESÍA UNIÓN

Sonia Nochebuena

La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (Copriseh)clausuró, en abril pasado, alrededor de 30 locales con venta de pollo fresco por incumplir con protocolos sanitarios.

Lo anterior derivó de operativos realizados por la dependencia, luego de que la Unión de Introductores de Pollo del Estado de Hidalgo, denunció el ingreso ilegal del producto a la entidad, proveniente de Zumpango y San Martín de las Pirámides, informó Miguel Márquez, presidente de la Unión.

Algunas de las clausuras fueron en locales ubicados en las colonias San Cayetano, Santa Julia, El Palmar y fuera del mercado Primero de Mayo, en la colonia Centro, en Pachuca.

Agregó que además de la clausura, se logró disminuir el 40 por ciento del ingreso de pollo del Estado de México a Hidalgo en operativo denominado Control y Vigilancia Sanitaria carretero, realizado por la COPRISEH y seguridad pública estatal y federal.

Dijo que además de incumplimiento dela inspección sanitaria, el ingreso de pollo sin autorización provoca competencia desleal, ya que las personas que lo introducen son las mismas que lo venden con empleados que no son de Hidalgo y por tanto, la derrama económica no se queda en el estado.

De los protocolos sanitarios que deben cumplir para el traslado en carretera del alimento es en caja seca con termo, pollo desvicerado en cajas y con hielo, mientras que para la venta de pollo de la entidad, debe estar en tablas de polietileno, mesa de acero inoxidable de grado alimenticio, vitrinas y conservarlo en hielo. Todos los despachadores deben usar cubreboca, bata o mandil.

También te puede interesar: Denuncian venta ilegal en pollerías

Avigrupo es la empresa que introduce a la entidad el ave viva y los dedicados ala venta del pollo lo procesan, “el detalle es que lo traen del Estado de México, a la intemperie, sin los lineamientos sanitarios, a bajo costo y para venderlo alteran basculas a los clientes, perjudicando a los comerciantes hidalguenses con competencia desleal, además de poner en riesgo la salud y perjudicar la economía de los clientes porque no venden lo que se les pide.

La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (Copriseh)clausuró, en abril pasado, alrededor de 30 locales con venta de pollo fresco por incumplir con protocolos sanitarios.

Lo anterior derivó de operativos realizados por la dependencia, luego de que la Unión de Introductores de Pollo del Estado de Hidalgo, denunció el ingreso ilegal del producto a la entidad, proveniente de Zumpango y San Martín de las Pirámides, informó Miguel Márquez, presidente de la Unión.

Algunas de las clausuras fueron en locales ubicados en las colonias San Cayetano, Santa Julia, El Palmar y fuera del mercado Primero de Mayo, en la colonia Centro, en Pachuca.

Agregó que además de la clausura, se logró disminuir el 40 por ciento del ingreso de pollo del Estado de México a Hidalgo en operativo denominado Control y Vigilancia Sanitaria carretero, realizado por la COPRISEH y seguridad pública estatal y federal.

Dijo que además de incumplimiento dela inspección sanitaria, el ingreso de pollo sin autorización provoca competencia desleal, ya que las personas que lo introducen son las mismas que lo venden con empleados que no son de Hidalgo y por tanto, la derrama económica no se queda en el estado.

De los protocolos sanitarios que deben cumplir para el traslado en carretera del alimento es en caja seca con termo, pollo desvicerado en cajas y con hielo, mientras que para la venta de pollo de la entidad, debe estar en tablas de polietileno, mesa de acero inoxidable de grado alimenticio, vitrinas y conservarlo en hielo. Todos los despachadores deben usar cubreboca, bata o mandil.

También te puede interesar: Denuncian venta ilegal en pollerías

Avigrupo es la empresa que introduce a la entidad el ave viva y los dedicados ala venta del pollo lo procesan, “el detalle es que lo traen del Estado de México, a la intemperie, sin los lineamientos sanitarios, a bajo costo y para venderlo alteran basculas a los clientes, perjudicando a los comerciantes hidalguenses con competencia desleal, además de poner en riesgo la salud y perjudicar la economía de los clientes porque no venden lo que se les pide.

Másnoticias