Hogar Mundo Apuntes sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania

Apuntes sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania

por Líneas Libres
apuntes-sobre-el-conflicto-entre-rusia-y-ucrania

16 de Abril de 2021

El este de Ucrania se ha convertido en un tema internacional trascendental no sólo para los medios de información, sino también para las principales potencias militares y los países que destacan en la política internacional.

Aunque este conflicto recae dentro de territorio ucraniano y en las regiones separatistas prorrusas de Donbás, Lugansk y Donetsk, no podemos dejar de lado a Rusia.

Como bien sabemos, Rusia comparte fronteras con Ucrania y, en específico, con los territorios que están en disputa en estos momentos.

El conflicto nace en el año 2014, cuando Crimea es anexada a la Federación de Rusia y se vive un golpe de Estado en Ucrania. Los fervores nacionalistas florecen y algunos territorios prefieren deslindarse del régimen profascista que se introdujo con Petró Poroshenko. Se revive el sentimentalismo que nos remonta a los años 30, cuando Stalin mata de hambre a más de 10 millones de ucranianos y cierra las fronteras debido a que la mayoría de la población no quería contribuir con la “colectivización” de alimentos que impuso el régimen soviético. Se recrea el odio hacia la URSS y aparecen grupos neonazis que nos recuerdan a aquellos movimientos ucranianos de Stepan Bandera que fueron utilizados por los nazis en la Segunda Guerra Mundial para pelear contra la Unión Soviética.

En distintas regiones, la mayoría de la población habla el idioma ruso como lengua materna, se vive más con la cultura rusa y se empatiza más con el país vecino. Dos de los más claros ejemplos son el norte y este de Ucrania: regiones que colindan en la frontera ruso-ucraniana y desde hace muchos años se han apegado más al estilo ruso.

Muy a mi parecer, el problema recae en que los gobiernos anteriores nunca invirtieron o desarrollaron proyectos para la modernización de dichas comunidades. Crimea es el mejor ejemplo que podemos utilizar: desde su anexión a la Federación de Rusia, la estabilidad económica, la inversión, el turismo y el desarrollo urbano han traído calma a la población en general.

Las recientes tensiones comenzaron en marzo, cuando tropas militares ucranianas fueron atacadas por milicias separatistas prorrusas en las regiones orientales del país. Fuentes de inteligencia ucraniana aseguran que el gobierno ruso incrementó la ayuda en armamento y personal “voluntario” a los separatistas. También, se asegura que Putin estaría molesto debido a que el mandatario ucraniano (excomediante), Volodímir Zelenski, prohibió los canales de televisión rusos dentro de su país y ha afirmado que recuperará la totalidad de las regiones perdidas desde 2014.

Rusia ha reaccionado de manera rápida a las provocaciones: alrededor de 42 mil tropas desplegadas en las fronteras ruso-ucranianas que colindan con las regiones separatistas y 40 mil en todo Crimea.

El mismo gobierno ruso ha declarado que sólo está realizando un ensayo masivo y no tiene por qué pedir permiso a nadie para mover a sus tropas de manera interna.

*

El conflicto que estamos viendo tiene su parte política de ambos lados, pero sería un suicidio si Ucrania decide pelear para recuperar Crimea o abrir fuego en el este de su país.

Los canales diplomáticos directos entre Zelenski y Putin son prácticamente nulos. Los mediadores son Biden, Stoltenberg (OTAN), Macron y Merkel.

Rusia tiene acorralados a todos en una situación que podría terminar en la destrucción total de su país vecino.

A nadie le conviene tirar la primera bala en un conflicto que lleva más de 14 mil muertes en su totalidad.

La ley de derechos de autor prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Excélsior sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario