Hogar Mundo Apasionantes

Apasionantes

por Líneas Libres
apasionantes

Pocos momentos son tan especiales para mí, como cuando llega el inicio de las Grandes Ligas; ese día en el que los anhelos cobran fuerza, en el que todos los equipos están en igualdad de circunstancias y es permitido soñar con la gloria, aunque en el fondo muchos aficionados sepan que su franquicia no tiene tantas posibilidades de llegar a la postemporada, en este instante se vale creer en los “milagros” que el deporte puede traer.

Es cierto que no hay una real igualdad entre los 30 equipos de la mejor liga de beisbol, los ricos cada vez lo son más y están dispuestos a todo con tal de ganar el Clásico de Otoño, sin importar si eso significa pagar el impuesto de lujo. Los pobres se ven resignados a ver cómo los poderosos enriquecen su roster, mientras que ellos se ven forzados a observar a sus estrellas irse a otro lugar. La diferencia de recursos es amplia, hay una clara división entre los que pueden gastar más y aquellos que son de mercados pequeños.

También es cierto que las historias de Cenicienta de vez en cuando suceden y que las franquicias que saben trabajar y desarrollar talento tienen la oportunidad de brillar y de aparecer en el gran escenario de las Grandes Ligas, tal y como sucedió en 2020, con las Rayas de Tampa Bay, equipo con una de las nóminas más bajas y el cual estuvo a nada de ampliar la sequía de los adinerados Dodgers de Los Ángeles. Y aunque eso no es la norma, no se debe descartar que en 2021 otro equipo “pequeño” pueda dar una sorpresa que sacuda a la liga.

Soñar no cuesta nada y al estar iniciando la campaña las aspiraciones de los 30 equipos ahí están, de momento, intactas. El paso de las semanas irá ubicando a cada quien en su realidad, regularmente los ricos pelearán hasta el final y los de cartera limitada quedarán fuera de la contienda. Estoy seguro que esa realidad le golpeará muy fuerte a algunos candidatos al título y, por supuesto, tendremos algunas agradables sorpresas arruinando la temporada de esos equipos.

Analizando las nóminas, se ve difícil que entre los equipos que lleguen lejos no estén aquellos que se encuentran entre las más elevadas. De nueva cuenta los Yanquis, Dodgers y Astros son los tres que encabezan esa lista. El resto de los candidatos a calificar de la mayoría de los expertos están en el top 15, incluyendo a los Padres, los Cardenales, los Mets, a los Bravos y a los Medias Blancas.

Aunque existen obvios favoritos, también sobran buenas novenas. El talento está en cualquier franquicia, por lo que la campaña tiene suficientes ingredientes para mantener a los aficionados pendientes.

Nos esperan meses apasionantes, en los que algunos mexicanos podrían ser piezas clave de sus equipos, tal y como ocurrió en el título de los Dodgers. Ya se cantó el playball y lo mejor está por venir.

La ley de derechos de autor prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Excélsior sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario