Hoy es el último día del año 2021, un año que nos sacudió fuertemente desde sus inicios con la pandemia del coronavirus, que de por sí ya traíamos arrastrando desde 2020. Y al sector de la música en todo el mundo, nos afectó muy fuerte al dejarnos sin posibilidades de trabajo, con 18 meses de inactividad por las medidas sanitarias dictadas por la OMS. En ese tiempo, al no poder estar actuando en los escenarios, nos hemos tenido que apoyar en los dispositivos electrónicos, realizando las llamadas Sesion Live y Streaming, que no son otra cosa que una transmisión en directo. En ese trayecto también nos fuimos enterando de personas que conocíamos o teníamos identificadas por su actividad en la música, que a causa de la pandemia dejaron de existir. Compañeros y amigos, que se nos adelantaron y que uno a uno fue dejando una inmensa tristeza y a la vez un temor e impotencia. Actualmente estamos vacunados y con uno o dos refuerzos, además de la vacuna para evitar la influenza. Estoy seguro de que se me escaparan algunos nombres, pero no cuento con una lista ni nada preparado, solo quiero aprovechar este valioso espacio y en éste día que vive sus últimas 24 horas del 2021, para mencionar a manera de recordatorio y homenaje a artistas de la música que sufrieron este mal y no lograron salir adelante. Uno de los primeros que recuerdo es: Yoshio, cantante y ganador del Festival OTI, amigo de muchos años; Oscar Chávez, cantante mexicano ícono de la trova; El maestro Armando Manzanero consentido del público a nivel mundial y creador de grandes canciones conocidas en el mundo; Mario Gutiérrez guitarrista de los Ángeles Negros, un gran amigo; Eulalio Cervantes Galarza “Sax” de la Maldita Vecindad; Salvador Lizárraga fundador de la Banda El Limón; Juan José Caballero bajista de la Tropa Loca y gran amigo; Luis Domínguez gran trompetista y amigo; Nuestro compañero bajista del grupo AMD; Melitón excelente saxo conocido como “Meli” gran amigo; Pedrito Hernández un gran trombonista y excelente amigo; Pero sin lugar a dudas lo que más impactó fue la partida de la C.P. María Magdalena Gutiérrez Jaén compañera del Sindicato de Trabajadores de la Música del Estado de Hidalgo Sección 19, desde 2012, gran compañera, amiga, muy trabajadora, excelentemente honesta, siempre con disponibilidad, apoyando en las buenas y en las malas, gran ser humano, gran mujer, partida sorprendente e inesperada. Para todos ellos una oración al cielo. Recordándoles con cariño. Dios los tiene en su Gloria Eterna. Querido lector; No se olvide de vivir feliz, acompañado de Dios y la música de su gusto. Le deseo un Gran y muy Feliz Año nuevo 2022…!!!

Fuente: Sol de Hidalgo