Hogar Mundo Abstencionismo el enemigo a vencer

Abstencionismo el enemigo a vencer

por Líneas Libres
abstencionismo-el-enemigo-a-vencer

17 de Abril de 2021

La debida y oportuna información robustece la democracia

Los enemigos de la democracia son muchos y se asemejan al mítico monstruo de la mitología griega Hidra de Lena, un monstruo del inframundo con forma de serpiente de múltiples cabezas. En el segundo de sus doce trabajos, Heracles tuvo que matarla. No fue una misión fácil, cada vez que cortaba una cabeza, dos más surgían de nuevo.

Hoy las amenazas y amagos violentos en contra del árbitro electoral, el Instituto Nacional Electoral (INE), es reprochado de manera inaceptable por el hecho de aplicar las leyes de la materia, que rigen más allá de la mera contienda, las normas y regulaciones que transparentan el ejercicio del derecho inalienable para expresar la decisión soberana de los ciudadanos que deben pronunciarse en libertad y con pleno conocimiento de procedimientos y personas que se erijan como candidatos de los diversos partidos políticos.

La contienda al ser inequitativa y desequilibrada pone en ventaja a candidatos que ya electos, trastocan el espíritu democrático de la República, al ejercer de manera autocrática y tiránica el poder conferido por una soberanía popular mal informada, engañada y azuzada contra la legitimidad de órganos autónomos constitucionales, como el INE, en una alevosa y viciada práctica electoral.

Dos temas de la mayor trascendencia, como la acreditación constitucional para la integración de la Cámara de Diputados y el retiro de dos candidaturas para las gubernaturas de Michoacán y Guerrero, resoluciones del INE que, al ser impugnadas, quedan ahora en manos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), órgano jurisdiccional al cual diversas decisiones le han sido cuestionadas, por imputaciones diversas en contra de sus integrantes; que van desde actos de corrupción, desvío de recursos y resoluciones desapegadas a la legalidad, hechos del dominio público,que generan desconfianza y temor fundado de que se repitan y que vulneren aún más nuestro sistema democrático.

El enemigo acérrimo de la democracia es la abstención, pésima práctica política del ciudadano que decide no ejercer el voto o no puede ejercerlo.

Cuando el votante se abstiene renuncia a su obligación democrática y deja en manos la decisión de quienes sí votaron, él mismo vulnera su voluntad para elegir.

La reacción de rechazo o de indiferencia igualmente impide una elección virtuosa y lesiona el bien común, el bien público, se entrega al final el voto a quien no se desea y así otros eligen por aquel que se abstiene.

Hay desencanto, hartazgo o simplemente falta de interés, hay aislamiento también que puede ser, económico, social o geográfico.

No es el abstencionismo la fórmula para rechazar una ideología política o una forma de gobierno, el voto nulo beneficia precisamente a quien se repudia.

La juventud de nuestro país, específicamente un fragmento de entre los 18 y 29 años, sumamente afectado por el desinterés, el hartazgo y la protesta, abriga la abstención activa como fórmula para expresar su rechazo a la política, al sistema o a la falta de garantías.

Este mismo fragmento está afectado también por la abstención técnica, me refiero a los jóvenes que votarían por vez primera y no pudieron obtener su credencial para votar por causas no imputables a ellos.

Así es, prácticamente imposible distinguir aquellos jóvenes que no votarán, sea por una razón técnica, política, por desentendimiento, desencanto, temor a la violencia u otras razones indefinidas.

APOSTILLA

El Presidente de la República, paoyó al Senado en su anticonstitucional proyecto de reforma para ampliar a dos años más, el periodo del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), también el presidente de Consejo de la Judicatura Federal.

“Pero yo no voy a decidir, van a ser los legisladores”, señaló.

El Poder Judicial de la Federación por su parte, en voz del presidente de la SCJN y del Consejo de la Judicatura Federal, de magistrados y jueces federales, rechazó el proyecto de marras tal como fue aprobado por la Cámara de origen y piden a la Cámara de Diputados corrija una “evidente transgresión constitucional”.

La ley de derechos de autor prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Excélsior sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario